Skip links

El gas radón: una amenaza invisible

Este gas radiactivo, inodoro e incoloro, es uno de los principales contribuyentes a la exposición a la radiación natural y puede tener efectos significativos en la salud humana si no se controla adecuadamente. En este artículo, veremos qué es el gas radón, sus efectos en la salud, cómo medirlo y las medidas que puedes tomar para eliminarlo de tu hogar.

¿Qué es el gas radón?

El radón es un gas radiactivo invisible y sin olor que se libera de forma natural de las rocas, la tierra, el agua y ciertos materiales de construcción. Se filtra desde el suelo y puede acumularse en espacios cerrados, como los sótanos y las plantas bajas de casas u otras edificaciones Debido a su naturaleza invisible e inodora, el radón puede pasar desapercibido durante mucho tiempo, lo que aumenta el riesgo de exposición para quienes viven o trabajan a diario en áreas con altos niveles de este gas.

Efectos en la salud

En las últimas décadas se han ido recogiendo, en la normativa sobre salubridad en distintos países, las sucesivas recomendaciones que derivan de investigaciones sobre los efectos que supone para la salud respirar en espacios cerrados con presencia de gas radón, como por ejemplo las de organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Comisión Internacional de Protección Radiológica (ICRP), la Comisión Europea, etc.

El denominador común de estas recomendaciones es el establecimiento de niveles de referencia de concentración de radón en tales espacios, así como la intervención mediante técnicas correctoras para la reducción de las concentraciones en función de dichos niveles. En general, contemplan ámbitos de aplicación, bien relacionados con las condiciones que deben cumplir los espacios destinados a puestos de trabajo, o los espacios residenciales.

La exposición prolongada al gas radón se ha asociado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, especialmente en personas que fuman o han fumado en el pasado. El radón emite partículas alfa que, al ser inhaladas, pueden dañar el revestimiento de los pulmones y aumentar la probabilidad de desarrollar enfermedades respiratorias graves. Además del cáncer de pulmón, la exposición al radón también se ha relacionado con otros tipos de cáncer, aunque en menor medida.

Cómo medir el gas radón

La única forma de determinar si un espacio está expuesto a niveles peligrosos de radón es realizar pruebas específicas de detección de este gas. Estas pruebas suelen ser sencillas y pueden incluir kits de prueba de bricolaje disponibles en ferreterías o la contratación de profesionales especializados en pruebas de radón. Es recomendable realizar pruebas de detección de radón al menos una vez cada dos años, o con mayor frecuencia si vives en un área con altos niveles de radón.

Cómo eliminar el gas radón con Frío Galicia

En primer lugar, es importante ser consciente de la exposición potencial al radón, ya que hay zonas con mayor riesgo que otras. Según el Consejo de Seguridad Nuclear, una de las zonas más afectadas en España es la provincia de León, especialmente la zona de El Bierzo; así como en Galicia, Asturias, Extremadura, norte de Madrid y sur de Castilla y León.

Si los niveles de radón son superiores al límite recomendado por las autoridades sanitarias (generalmente 4 picocurios por litro de aire), es importante tomar medidas para reducir la exposición a este gas. Algunas medidas efectivas para eliminar el radón incluyen:

  • Ventilación adecuada: Mejorar la ventilación en sótanos y espacios cerrados puede ayudar a reducir los niveles de radón al permitir que el gas se disipe al aire libre.
  • Sellado de grietas y fisuras: Identificar y sellar cualquier grieta o fisura en el suelo o las paredes de tu hogar puede evitar que el radón se filtre desde el suelo hacia el interior.
  • Sistemas de mitigación de radón: Instalar un sistema de mitigación de radón, como un sistema de succión de suelo o un sistema de ventilación por debajo del suelo, puede ser necesario para reducir de manera efectiva los niveles de radón en tu hogar.

El gas radón es una amenaza invisible que puede tener efectos graves en la salud si no se controla adecuadamente. Con Frío Galicia, que cuenta con profesionales con experiencia en la detección y eliminación de radón, puedes tomar medidas para proteger tu salud y la de los tuyos y garantizar un ambiente seguro libre de este gas.

¡Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos sin compromiso!